Búsqueda cabezona

lunes, 19 de febrero de 2018

John Coltrane - Coltrane Live at Birdland (1964)

En su post sobre Trane y la religión de la música, Moe nos habló de este disco, especialmente del tema “Alabama” que se convertiría en un símbolo de las luchas por los derechos civiles en EUA. Aquí está ese disco, un momento extraordinario en la historia de la música y de la lucha por la igualdad. Un álbum conceptual más allá de la denuncia, un derrotero de exploración sin límites, especialmente dedicado a Moe, cabezón mayor, para darle la bienvenida de regreso a la batalla.

Artista: John Coltrane
Álbum: Coltrane Live at Birdland
Año: 1964
Género: Jazz / post-bop / avant garde
Duración: 38:57
Nacionalidad: EUA


En el mundo rock se trabaja metódicamente para conseguir un álbum “conceptual” y aun así rara vez se consigue el objetivo; habría que discutir mucho sobre eso. En el jazz, en cambio, cada álbum, especialmente los de John Coltrane, es producto de una exploración musical que en sí misma es conceptual. Pero es musical, no se puede traducir en palabras y, por tanto, no cede ante ninguna ideología, no proclama; se compromete desde un lugar distinto al lenguaje: lo conceptual en el jazz de John Coltrane es un armazón auditivo en constante transformación. Dada la estructura de esa exploración musical, desarrollada bajo la tutela de un autor que abre caminos, en un álbum de Trane, como en este Live at Birdland, se reúne un conjunto de operaciones musicales específicas: un concepto sonoro impulsado por la innovación.






En sus excelentes posts sobre Coltrane (“La Religión de la Música y el Sacerdote de los Sonidos” y “John Coltrane, la Música, el Espíritu y las Matemáticas”), Moe nos había informado de la importancia de “Alabama”, uno de los dos temas de estudio que acompañan a las tres grabaciones en concierto de Coltrane Live at Birdland, grabado en el contexto de la extrema violencia racial en el sur de los Estados Unidos: cito a nuestro cabezón mayor:
El nombre del tema era un mensaje directo al corazón de su pueblo: apenas un mes antes, el 15 de septiembre de 1963, una docena de cartuchos de dinamita habían estallado en el sótano de una iglesia en Birmingham, la ciudad más grande de Alabama; el corazón de un estado enfermo de racismo que reservaba para los negros el peor de los infiernos, el núcleo duro de un poderoso Klu Klux Klan que extendía sus brazos de sangre y terror gracias a la complicidad de la policía y al generoso financiamiento de la comunidad blanca local. La bomba mató a cuatro nenas de entre once y catorce años y dejó una veintena de heridos.
Moe


Aunque Coltrane no dijo que “Alabama” fuera un tema de denuncia, sin duda lo fue. Él dijo, “es sobre lo que vi cuando estuve ahí”. Es decir; no se trata de un disco que quiera hablar de la sórdida realidad de la que emana sino de un momento en la trayectoria de Coltrane en el que cuaja un concepto único, novedoso del jazz, que en su poderosa propuesta abriga a esa realidad y se convierte en su voz. Hay que escuchar las tres grabaciones en vivo de Live at Birdland (y luego las dos de estudio) y leer al mismo tiempo el texto de Leroi Jones que Moe citó, que es el de la contratapa de este disco fundamental y que arrancaba con “Una de las cosas más desconcertantes acerca de América [EUA] es que, a pesar de su perfil de vileza, exista aún tanta belleza aquí”.

Jones se pregunta: ¿Por qué grabar en un tugurio, el Birdland de 1963, en esa realidad terrible? Y ensaya su respuesta:

Para mí, el Birdland solo es América en microcosmos, y todos sabemos qué alta es la tasa de mortandad de artistas en esta tumba instantánea. Sin embargo, el título nos dice que John Coltrane está ahí en vivo. En esta pequeña América donde la felicidad más delirante solo puede ser provocada por el dólar, un hombre sigue atreviéndose a hacer referencia a algún otro tipo de pensamiento. ¿Imposible? Escucha “I Want to Talk About You”.
Leroi Jones

El texto de Leroi Jones

Incluso tratándose de un registro en vivo acompañado de dos tomas de estudio, Live at Birdland es en sí mismo un concepto, ese armazón instrumental que permite ciertas combinaciones nuevas, nacidas de la exploración que esos músicos acuerdan y de, o en contra de, la atmósfera del lugar. Si Coltrane estudiaba constantemente el Tesauro de escalas y patrones melódicos de Slonimskiy, como creen desenmascararlo Ted Gioia (en su historia monumental) y Quincy Jones en sus disparatadas confesiones, era para avanzar en otras direcciones. Trane, obviamente, no repetía las escalas de Slonimskiy porque en ellas no venía escrito cómo tenían que ser expresadas, con qué intensidad, con qué fuerza, en qué tiempo, a qué velocidad, en qué forma de coordinación con los otros tres miembros del cuarteto. Esto, luego, lo combinaba con sus estudios autodidactas sobre matemática y descubría un ámbito nuevo de exploración. Cada álbum se define bajo este concepto mutante. Se le da un nombre y se lanza al mercado. Ahí encuentra y se cruza con uno o varios movimientos sociales que lo aceptan y lo entienden como su propia forma de expresión porque es una visión extraordinaria de lo real, un atisbo de futuro.

Esta música nacida de los guetos, lo haya querido o no su creador, se convirtió en una expresión sobresaliente de la resistencia activa contra el racismo, por su simbolismo como búsqueda de otra cosa. Es la expresión de otra posibilidad, de un nuevo tiempo. Es esa belleza de los Estados Unidos de la que habla Leroi Jones.

La contratapa del cd dice:

Aquí está la novísima adición a las obras reunidas del explorador insaciable John Coltrane. Grabado “en vivo” en el Birdland de Nueva York, este álbum, bellamente registrado, captura la libertad y la intimidad de un club nocturno. Aquí está John Coltrane... conduciéndose furiosamente hacia adelante... vivo... comunicándose con un público “vivo”… y tú estás ahí.


Gigantes


Está de más comentar las actuaciones de McCoy Tyner, Elvin Jones y Jimmy Garrison, los van a escuchar... ¡es un concepto! Ya en el post de Coltrane Plays the Blues habíamos intentado describir lo que logran estos monstruos; más aún en este concierto en que el bajo está en las manos de Jimmy Garrison, aún mejor, si es posible, que el de Steve Davis. Fuera de la “camisa de fuerza” que podría representar el blues, aquí está John Coltrane en plena explosión de sus cualidades (si bien “Alabama” tiene dramáticos dejos blueseros).

Y además, se trata, cabezones y cabezonas, si lo descargan, de un rip a 96 kHz, con tasas de casi 3000 kb/s (gracias a la torrentería que nos lo consiguió). ¡Súbanle hasta sentir los instrumentos presentes ahí donde estén sus cabezonas humanidades asistiendo a este momento extraordinario de la historia de la música!: John Coltrane, Coltrane Live at The Birdland, octubre de 1963.



Lista de Temas:
1. Afro-Blue
2. I Want to Talk about You
3. The Promise
4. Alabama
5. Your Lady

Alineación:
- John Coltrane / Sax tenor y soprano
- McCoy Tyner / Piano
- Jimmy Garrison / Bajo
- Elvin Jones / Batería





1 comentario:

  1. Dream Team!!! (gracias a la torrentería que nos lo consiguió), Seguro es de los mios, tengo todo de Coltrane subido (inclusive este). Peguense una vuelta cuando Quieran... Abrazos cabezones!

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).